viernes, 10 de febrero de 2012

LAGAR VELHO: ¿Híbrido entre neandertal y cromañón?





Es un abrigo rocoso situado en el norte de Portugal. En 1998 se encontró una tumba con parte del esqueleto de un individuo infantil y una datación de 24500 años (b.p.). Algunos paleoantropólogos  sostienen que es un híbrido, lo que demostraría que neandertales y cromañones eran la misma especie. (véase la entrevista a Joao Zilhao en este mismo blog).

En estos restos se aprecia una mezcla de rasgos neandertales y cromañones: el mentón, los dientes, la estrecha pelvis, el omoplato, los huesos del antebrazo y los músculos del pulgar, todos tienen semejanza con los de los humanos modernos. Por el contrario, los músculos pectorales, las proporciones de la rodilla y los huesos más cortos y fuertes de la pierna nos llevan a una morfología neandertaloide. Desafortunadamente, no han aparecido los extremos de los huesos (epífisis) lo que deja incompleto el estudio y dificulta la posibilidad de llegar a una conclusión definitiva.
La industria lítica (herramientas de piedra) asociada es propia de los cromañones (gravetiense) y mucho más avanzada que la de los neandertales (musteriense).
A todo esto se suma que el ajuar encontrado es similar al de los cromañones: el cuerpo estaba tendido y ligeramente inclinado hacia la pared posterior del abrigo; además, su pié izquierdo está situado sobre el derecho. La tumba era poco profunda y en su interior se quemó una rama de pino y se depositó ocre. Alrededor del cuello apareció un colgante de concha de bígaro. También aparecieron 4 colmillos perforados y manchados con ocre. En yacimientos cercanos como la Grota do Caldeirao se han encontrado ajuares similares.

¿ES UN HÍBRIDO?
El tamaño y proporciones de este individuo son parecidas a las de un neandertal (adaptación a climas frios). Esto es importante porque en aquel momento esa era una zona templada, lo que confirmaría una importante aportación neandertal al historial genético de cromañon (se respaldaría así la idea de que neandertales y sapiens son la misma especie). Pero de la misma manera, las proporciones de niño también podrían encajar con las del cromañon clásico. De todos modos no podemos olvidarnos de que los estudios de ADN refrendan la idea del cruce genético. Ciertamente, la anatomía de “El niño de Lapedo” es muy curiosa, pero como hemos podido comprobar en las entrevista publicadas anteriormente en este blog (Arsuaga, Zilhao o Lalueza-Fox),  dista mucho de demostrar que sea realmente un híbrido.

David Canales Camarero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada